¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
   
 

 
 
 
 
LO QUE PARA MUCHOS QUIZÁS PUEDE PARECER UN SIMPLE HOBBIE O UN SIMPLE DEPORTE PRACTICADO POR PURA DIVERSIÓN, PARA LOS AMANTES DE VIVIR VOLANDO SOBRE EL AGUA ES LA MÁXIMA EXPRESIÓN DE LIBERACIÓN. DESDE BACKSTAGE MAGAZINE HEMOS QUERIDO BRINDAR UN ESPACIO AL SURF, COMO UN MUNDO LLENO DE EXPERIENCIAS, UN MUNDO DONDE LAS TABLAS, LAS OLAS, LA ARENA Y LA CARRETERA SE CONVIERTE EN UN RITUAL, UN ESTILO DE VIDA.
 
 
Carlos Castillo
 

 
 
 
 
COGIENDO OLAS
 
 
 
 


 
 
Estás nervioso. Podrías estar enamorado o no, pero no es eso lo que inquieta tu mente. Aparentemente tu vida es normal. Estudias, trabajas, te buscas la vida, como todos. Pero lo cierto es que no paras de pensar en una sola cosa dejando de lado todo lo bueno o lo malo que haya ocurrido minutos, horas o días atrás. No paras de mirar las previsiones de olas en el móvil mientras te tomas unas cañas con los colegas que no paran de hablar del examen de ayer. El teléfono arde a mensajes de tus amigos porque aún no se han organizado para salir mañana temprano hacia la playa. Simplemente estás ahí soñando despierto a la vez que interactúas con el mundo real intentando hacerlo bien.
 
Da igual el lugar o el momento en el que estés pero ese es el día a día de un yonqui de las olas. Sabes que mañana viajas al paraíso del surfing, que todo lo demás importará muy poco. Es tu viaje al edén, no se me ocurre nada mejor para definirlo. A las siete de la mañana suena el despertador y por un momento te quieres morir, porque en tu ciudad es invierno y el día se deja ver tímidamente oscuro desde la ventana. Además te acostaste tarde ayer porque llevabas bastantes días sin surfear y los nervios te daban hasta taquicardia pensando en lo que venía al día siguiente. Al final te quedaste dormido a base de videos en el portátil. Pero no hay tiempo para desperezarse. Los que vienen a recogerte a la puerta de casa no quieren que les pille la marea alta y si hace falta te dejan en tierra por tardar.
 
 
 
 
 
 
 
 
Sales de casa a una hora en la que las calles no están ni puestas. Alguno que otro pasa en coche y te ve con las pintas de parecer que vas de exploración al desierto pero medio en pijama. Las madrugadoras vecinas que se asoman, que ya saben a dónde vas, te dicen que vaya día has escogido para ir a la playa con la tabla esa. Por fin estás en el coche después de haber jugado al Tetris para meter tus tablas y equipaje junto al de tus otros tres amigos. Os vais de fin de semana y con tanto bulto parece que estáis haciendo una mudanza. Ya se puede respirar tranquilo, estas de camino a la playa.
 
Los viajes de este tipo no se hacen muy largos por el cachondeo que acompañan, así que por fin te relajas, estás de camino al paraíso. Siempre queda la incertidumbre de cómo estarán las olas, sin embargo no vuelves a estar nervioso hasta varios kilómetros antes de llegar a la costa. Es entonces cuando te duele a veces hasta la barriga y empiezas a pensar en que vas a tener que descargar nervios en un matorral en cuanto bajes del coche.
 
Ya estás ahí. No estás borracho pero cualquiera que te vea podría pensar lo contrario. Saltas, brincas y gritas como un mono mientras ves a tus amigos igual. Las olas parecen buenas y divertidas. No hay mucho tamaño pero hay olas. Tienes que darte prisa porque el dueño del coche quiere cerrar el coche ya y tú no estás cambiado. Estás flotando en una nube. El cielo no tiene nada que ver con el que había cuando salimos de casa, las nubes aguardan en el interior brindándonos un día primaveral en pleno diciembre. Esto es gloria y aun ni has entrado al agua. Te sientes la persona más feliz del mundo, tanto por ser capaz de ignorar cualquier problema como por estar ahí en ese preciso instante segundos antes de estar en el agua.
 
 
 
 
 
 
 
 
Lo que viene después es una mezcla entre explosión y suavidad. Alegría cuando consigues coger una buena ola y rabia cuando desperdicias una de ellas. Es sentimiento de compartir con la naturaleza y egoísmo a la hora de repartir con los demás. Sentimientos contradictorios que se mezclan con el arte de deslizar sobre una obra de arte de la naturaleza que es casi tan volátil como una estrella fugaz. La magia de las olas. Has cumplido un pequeño sueño dentro de la historia del día a día de tu vida.
 
Estás ahí y no te quieres mover del agua. Es ese instante en el que tu mente viajaba a kilómetros de donde posabas tu culo hace unas horas, infinitamente feliz. No son solo olas, son momentos de convivencia en la naturaleza y entre amigos, aventuras, muchas risas, una purificación de cuerpo y alma, un sin fin de sentimientos positivos que te refuerzan física y mentalmente. Pero como todo lo bueno, se acaba en algún momento.
 
Después de esta terapia a base de surf comprenderás entonces la necesidad de esa vida paralela, las ganas de vivir y ese comportamiento que te empuja a huir de este mundo complejo y artificial. Bienvenido al mundo de las olas. La materialización del amor a lo inmaterial.