¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
   
 


 

 
 
 
EL SEGUNDO DISCO DE LA BANDA SEVILLANA HEREDIANS SE TITULA 'UN NÁUFRAGO EN LA LUNA'. EN ESTA ENTREGA LA BANDA NOS OFRECE UN RECORRIDO POR EL BLUES, EL COUNTRY Y EL ROCK MÁS PURO. "SIEMPRE SUENA AL SUR", NOS EXPLICA ÁLVARO HEREDIA, VOCALISTA DE LA BANDA Y QUIEN NOS DESMENUZA TODOS LOS ASPECTOS DEL PROYECTO DE ESTE GRUPO DE AMIGOS DE TODA LA VIDA. PERSONAL, CERCANA Y DIRECTA. PARA NO PERDÉRSELA.
 
 
Julián Vélez
 

 
 
 
 



 
 
El calor habitual de una tarde de julio en Sevilla no puede impedir nunca que suenen acordes de guitarra. Esta tierra del sur de Europa es la que ha formado a tantos grandes artistas, no solo del flamenco, sino también del rock, el jazz y otros tantos géneros que nos han deleitado. Álvaro es un loco melómano que escucha de todo. Sus greñas largas y sueltas que indican perfectamente lo rockero que es no le niegan que escuche otros maestros. Ya habíamos pasado una noche de vinos en su casa escuchando rancheras, joropos venezolanos, rumbas catalanas del gran Pelet, flamenco en la voz del Cabrero e incluso las versiones metaleras de un Juanes de quince años que aún el propio Álvaro no se cree.
 
− "!Qué pasada tío! Ha sido lo más alucinante que he escuchado en el día, nunca pensé que este tío viniera del heavy", me decía mientras bebíamos un rioja en vaso de tubo porque no había copas, tampoco hacían falta.
 
Para esta tarde lo puse a posar para la sesión de fotos ("no hace falta que te arregles, quédate como te encuentres", le dije por teléfono). Le dio risa porque llevaba un mes diciéndome que no le llegara por sorpresa porque su novia lo quería maquillar, sin embargo, no cumplí. Álvaro es uno de esos músicos obsesivos de las buenas letras. "Los arreglos y los acordes deben ser muy limpios, pero las letras siempre tienen que decir algo", me comentaba mientras bebíamos una cerveza durante la entrevista. Tenía calor, así que decidió quitarse la camiseta y encender un cigarrillo mientras el cenicero esperaba en su mesa inventada con una señal de tráfico...
 
 
  
 
 
 
 
 
JULIÁN VÉLEZ: Lo más importante es conocer las cuestiones más vitales de uno, lo más trascendental. ¿Qué es la música para Álvaro Heredia?
ÁLVARO HEREDIA: Para mí la música es el flotador que te salva de no ahogarte en el mar de la vida, ese que siempre te chupa y te tira para abajo. La música es eso que te permite tener la cabeza aunque sea por encima. Es algo más grande que uno, es un lenguaje superior, es el ser superior de la expresión.
 
J.V.: ¿En qué momento dijiste "quiero dedicarme a esto"?
A.H.: ¡Fue bastante chavalito! Con quince o dieciséis años ya empecé a tener bastante claro que quería dedicarme a hacer música. Pero claro, en aquel momento lo ves todo como un sueño muy lejano. He tenido mucha suerte de podar hacer todo eso que he querido, pero en el camino te das cuenta que las cosas no son tal y como las soñaste.
 
J.V.: ¿Cómo surge este proyecto de Heredians?
A.H.: La verdad es que es una pregunta bastante complicada. Porque si nos remontamos a lo más inmediato hablaríamos de mis grabaciones en solitario contando con varios músicos, pero yo creo que Heredians viene desde más atrás, cuando Joaquín, Leo y yo creamos Noctámbulos una primera banda con la que hacíamos mis canciones y fue tres años antes que Heredians, fue casi Heredians. Incluso antes de esa banda, ya tuvimos otras donde tocamos juntos, así que realmente la idea siempre ha estado ahí y no se ha hecho realidad hasta ahora. El puzzle encajó en ese momento. Es curioso, llevamos mucho fraguando esto.
 
  
 
 
 
 
 
 
 
J.V.: ¿Qué significa la banda Heredians?
A.H.: ¡Hemos metido la pata tantas veces! Creo que Heredians es el proyecto que nos ha permitido saber que empiezan a salir cosas sabiendo que es lo que no hay que hacer. Es la primera vez que un proyecto que se hace más ancho, más profesional en todos los sentidos… entonces, Heredians es la consecuencia de todos los fallos que hemos tenido y empezar a hacer las cosas bastante mejor. ¡Por fin ya hay algo que funciona bien!
 
 
J.V.: ¿Qué aporta cada uno de los integrantes de la banda?
A.H.: Son muy importantes y nos conocemos desde chicosPor ejemplo, con Leo el bajista tengo un vínculo muy especial. Es con el que más parezco en cuanto a gustos musicales. Él está muy cerca de mí por los gustos setenteros y sesenteros. Conozco a su familia y él la mía. Musicalmente hablando ha tocado la guitarra, el bajo… es cono una ratita que le gusta meterse en todo. Tiene mucho olfato para música, es el termómetro de la banda.
Joaquín  y yo nos conocemos desde casi los diez años. Él tiene un talento extraodinario para la guitarra, creo que a las personas de Sevilla les hacía falta escucharlo. Ahora que lo han escuchado muchos se han quedado con la boca abierta. Yo creo que él está al nivel de los más destacados de la ciudad. En cuanto sus gustos musicales, es muy interesante porque tiene un abanico muy amplio, escucha mucho jazz y géneros diferentes. Como persona es un currante y muy responsable, y eso es muy difícil encontrarlo. 
La batería la acabamos de cambiar y está con nosotros Manu Jiménez. Llegó a través de Joaquín y es un tío que toca increíble. Tiene mucha fuerza e intensidad. ¡Tiene un bombo del 24! de esos enormes. Es un tío muy profesional, tiene hijos y eso lo hace más centrado. Siempre está puntual, se aprendió las canciones muy rápido y estamos encantados con él.
 
  
 
 
 
 
 
 
 
J.V.: A medio paso es vuestro primer disco. De alguna manera fue ese elemento que permitió cosas más grandes más adelante.
A.H.: Lo grabamos con muy pocos medios. En un primer momento al ser una apuesta personal lo pagué yo y lo lideré yo. Posteriormente cuando vimos que esto iba a funcionar decidimos unir el proyecto y llevarlo entre todos. Este disco lo grabé es dos fases, una primera parte en la que estuve componiendo y escribiendo… años más tarde, tras una ruptura amorosa terminé de escribir las últimas canciones. Fue una composición larga y tuve mucho tiempo para analizar las letras. Es un disco muy trabajado en cuanto a las letras y composiciones, pero grabado con muy pocos medios. Sin embargo, hace poco volví a escucharlo, que llevaba mucho tiempo sin hacerlo y dije "¡qué bien está!".
 
J.V.: ¿Qué ha sido lo más complicado en este camino?
A.H.: ¡Vaya! ¡Qué buena pregunta! ... Desde luego no ha sido la música. Lo más complicado ha sido poner de acuerdo a todas las personas. Primero hay que tener muy claro cuál es la dirección y las cosas. Eso es muy complicado, porque tenemos que tirar todos en una misma dirección pensando igual las cosas o al menos parecido. Eso es muy difícil, muy complicado. Una vez que hemos logrado eso es cuando hemos podido saber que teníamos una banda.
Hay otra cosa que también es muy complicada y es tener un equipo de trabajo que crea en el proyecto. Los músicos nos solemos empeñar en llevarlo todo, incluido lo que está fuera de lo musical, es decir, sacar bolos, la comunicación, etc y normalmente lo hacemos mal. Sabemos de música, pero de lo otro es difícil. Ahí es donde es importante formar un equipo que permita dividir el trabajo, desde el tipo de la furgoneta hasta el que nos lleva la comunicación o el mánager, hay que hacer un equipo para que todo funcione. Eso es muy complicado encontrar a personas que crean en este tipo de cosas y que lo hagan de una forma seria.
Nosotros ahora lo tenemos. Ha sido muy complicado y ha sido poco a poco pero lo tenemos. Primero nuestro mánager Pedro, luego la discográfica y ahora la agencia de comunicación. Cada vez vemos que se crea algo muy bueno.
 
  
 
 
 
 
 
J.V.: ¿Cómo fue la experiencia en esos primeros festivales importantes?
A.H.: De todos tengo un grato recuerdo, pero realmente el primer concierto importante que dimos fue en La Corrala Rock. Fue la primera vez que confiaron en nosotros. Tocamos al lado de bandas como NARCO, Def Con Dos, Porretas… gente que lleva veinte años dando concierto y muy profesionales. Nos metieron allí y todo el mundo nos miraba como diciendo "¿está gente quiénes son?" y fue una gran experiencia. Fue un gran concierto, a las personas les gustó mucho y nos empezaron a escuchar. Eso nos abrió las puertas a más cosas. A partir de ahí llego Territorios, un gran Festival aquí en Sevilla. Lo dimos todo e incluso la gente de la organización nos felicitó y nos dio un gran balón de oxígeno. A partir de ahí fue cuando la banda empezó a crecer.
 
J.V.: A partir de ahí surgen muchas cosas… Incluso la opción de un segundo disco con parte de financiación a través del crowfounding. ¿Cómo ha sido esa experiencia?
A.H.: ¡Fue una pasa! Ya la idea principal fue muy buena. Nosotros lo hicimos diferente, le dimos la vuelta haciendo un crowfounding con único pago igual de seis euros y a cambio dimos dos conciertos. Las personas respondieron de una forma increíble. Más 150 personas en un local de Sevilla, una cosa en estos tiempos es muy difícil para bandas que llevan tan poco tiempo. Siempre le vamos a dar las gracias a todas esas personas que nos apoyaron y que han permitido poder sacar el disco.
Sacar Un Náufrago en la Luna así será una experiencia de la que siempre nos vamos a acordar porque fue una preciosidad. Ninguno, salvo Leo, pensábamos que meteríamos tantas personas. Nos escucharon muchas personas por primera vez.
 
  
 
 
 
 
 
 
 
J.V.: ¿De qué nos habla Un Náufrago en la Luna?
A.H.: El título en sí no habla sobre lo que significa ser músico en Sevilla. En la ciudad es muy difícil dedicarse a la cultura, sobretodo en el campo de la música. Es muy complicado. A veces te sientes en fuera de lugar, que no pintas nada en este mundo. De eso nos habla el disco. Ha sido preparado con menos tiempo que el primero, pero no por eso deja de ser bueno.
El proceso de creación comienza con mis letras, luego en el local fuimos grabando poco a poco cada cosa. Depende de cómo estamos todos. Rumbo al sur, por ejemplo, lo grabamos un día que llegó Leo y nos dijo "tengo estas líneas de bajo", empezó a tocar y en poco tiempo estábamos todos tocando. Cuando acabamos el ensayo medio tema estaba hecho.  Así solemos hacer nuestra música. Otros pues simplemente los prepara alguno por su cuenta y luego lo ponemos en común. Es más gratificante así porque entre todos nos vemos involucrados.
  
J.V.: ¿A qué suena Heredians?
A.H.: Ahora mismo tenemos dos discos. El primero es más abierto. Tenemos blues, folk, rock, buggy, hard rock… es un compendio de varios estilos. Un náufrago en la luna es más hard rock, excepto Rumbo al Sur que es más blues. Por lo tanto es muy diferente el sonido entre disco y disco, pero todo tiene esa base de blues y rock. Nunca he tocado con cejilla, pero hace unos meses me compré una y cuando la probé por primera vez dije ¡Joder qué chulo! Y todo me sonaba muy blues.
Yo siempre digo que nuestro sonido es muy sureño, es algo que sale solo. Cantar en castellano es muy importante y a la vez es una mezcla de rock de ahora y sonidos antiguos. Es lo que nos gusta que suene lo viejo pero que se sepa que está grabado ahora.