¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
   
 
 
 
 
 
 
HACE YA MÁS DE DOS DÉCADAS QUE EL HIP HOP LLEGÓ A ESPAÑA. DESDE ENTONCES, SON MUCHOS LOS ARTISTAS QUE HAN CONTRIBUIDO A DESARROLLAR UN MOVIMIENTO QUE ACTUALMENTE CUENTA CON MILES DE SEGUIDORES. UNO DE LOS PRIMEROS EN HACERLO EN ANDALUCÍA FUE JUAN IGNACIO GUERRERO 'JUANINACKA'. NUNCA HA PARADO DE TRABAJAR EN SU MÚSICA Y PIENSA SEGUIR HACIÉNDOLO. ES SU MANERA DE EXPRESARSE, ES SU MANERA DE SENTIR.
 
 
José Gordillo
 

 
 
 
 

 
 
Sensei es el término que se utiliza en Japón para designar a un maestro o una persona con un nivel elevado de sabiduría, especialmente en el ámbito de las artes marciales. Juan Ignacio Guerrero Moreno no es conocido precisamente por sus golpes de kárate, sin embargo, literalmente sensei significa "el que ha nacido antes", por lo que, en cierto modo, sí que podríamos identificar a Juan con esta última acepción, ya que es uno de los primeros que empezó a meterle mano al rap en España. "Llevo en el rap toda la vida, desde los 13 años. En el 92 en España hubo un boom que coincidió con MC Hammer, Vainilla Ice… los grupos 'mainstream' de la época. Aquí en España se empezaron a editar trabajos autóctonos de rap pero sobre todo en Madrid y Barcelona. Se hicieron dos o tres discos que no funcionaron pero a mucha gente nos enganchó y de ahí venimos nosotros en realidad", cuenta Juaninacka.
  
Desde principios de los noventa el panorama hip hop ha ido evolucionando hasta el punto de parecerse poco a lo que se hacía por aquel entonces. Aquella movida callejera "estaba guapa, pero eso no lo vas a ver en los barrios ya", lamenta con cierto aroma nostálgico, "el juego ha cambiado mucho, no vas a ir al Bronx y vas a ver a la gente bailando break ni nada de eso. Se ha institucionalizado mucho el rollo. El espíritu del hip hop que ves en las películas ya no existe prácticamente, es una industria más". Una industria que necesita vender para generar beneficios económicos, lo que en muchas ocasiones asociamos automáticamente con la música más comercial. Y aquí Juan se pregunta "¿qué es lo comercial y qué es lo underground? Comercial es lo que funciona independientemente del género o de lo que exprese la letra o la canción". 
   
Comercial o no, lo que está claro es que la música y las letras de Juaninacka siempre funcionan. Sus versos y mensajes son casi universales, muchísima gente puede entenderlos y empatizar con ellos. A pesar de todo, parece que en España o te metes de lleno en el circuito comercial o de mercado o es complicado que alguien externo al género te acabe escuchando… "pero con las redes sociales eso está quedando cada vez más en un segundo plano. A día de hoy creo que cuenta más el YouTube que la radio fórmula de la cadena tal. Creo que los nuevos y también los viejos grupos están encontrando el hueco por ahí", asegura.
 

Y es que la música, como el resto de las manifestaciones artísticas, cada vez encuentra más plataformas mediante las que difundirse gracias a internet y las nuevas tecnologías. Las discográficas lo saben desde hace tiempo e intentan seguir convirtiendo todo lo que rodea al artista en un producto rentable. En Antes y ahora de Luces de Neón Juaninacka plasma a la perfección la transformación que experimenta el entorno de alguien que se da a conocer, en este caso gracias a la música: "Si antes coleccionaba patadas, / ahora sé cómo se siente el escote que atrae todas las miradas".
 
 
 
 
 

  
 
 
 
 
JOSÉ GORDILLO: ¿Tanto crees que cambian las personas cuando te ven en una pantalla, en un concierto o te escuchan en una canción? 
JUANINACKA: Sí que cambian porque lo que perciben es la imagen creada o lo que ellos piensan pero después realmente cuando te conocen en persona es cuando llegan a entenderte. No tiene nada que ver muchas veces lo que se proyecta con la realidad, está claro.
 
Juaninacka siempre ha sido muy receloso respecto a esa atmósfera que suele envolver a las estrellas musicales, especialmente "no ya solo de rap sino del género urbano". En el año 2005 colaboró con el documental Sevilla City de Juan José Ponce que ganó el Premio al Mejor Corto Documental del Festival Visual de Majadahonda. En él participaba junto a Tote King, SFDK, Dogma Crew, Seleka o Logan mostrando lo que era su día a día. Este tipo de apariciones contribuyen a humanizar la imagen que muchos tienen de los artistas por el bien de los propios artistas. "Siempre he pensado que el rollo que rodea al artista es un invento de las discográficas para vender al fin y al cabo. Es como "vamos a crear la imagen del mito que esto nos va a permitir explotarlo y ganar dinero". Creo que nos viene bien estar desmitificados porque te permite conectar de una manera más natural con el público y de hacer algo más auténtico", reflexiona. 
 
 
J.G.: Entonces crees que las ansias de obtener fama y reconocimiento global es algo que procede del sistema y no de las personas…
J.: Claro, porque si tú no sientes la presión de que tienes que hablar de esta manera para llegar a este público y de tener que hacer ciertas cosas, lo que te surge es algo natural, que nace de ti, entonces no sientes la necesidad de proyectarte de esa manera ni engrandecer tu ego ni vender una imagen de lo que no eres. En realidad la música mainstream lo que hace es eso, proyectar una imagen y construir al artista en torno a esa imagen. Es precisamente lo que siempre he querido evitar.
 
J.G.: Como vemos, eres uno de los artistas más críticos con el 'famoseo', y no solo por tu tema con Jesuly y Niko. Por una parte dices "para mí la felicidad, para ti la alfombra roja" pero por otra "no hay mayor premio que la oportunidad de perpetuarse en un eco eterno". Puede que sea esa la única fama que verdaderamente importa al final, ¿no? La de tu propia obra.
J.: O al menos es la manera de quedarte contento con lo que estás haciendo. La fama pasa. Tupac tenía una frase que decía "give me the money, fuck the fame". Es un poco eso, al final esto es un trabajo y está en ti hacerlo de una manera más o menos honesta. Creo que poder hacer de esto tu trabajo y sentirte a gusto es el mejor de los premios, sin duda".
 
  
 
 


    
 
En realidad, Juan nació en Campdevànol (Gerona) debido a los motivos laborales de su padre, que trabajaba en Correos y Telégrafos. Sin embargo, su familia ha sido y es andaluza y él se crió la localidad sevillana de Coria del Río, por lo que ha vivido muy de cerca la evolución que ha experimentado Andalucía en las últimas décadas. En su tema España, Sevilla y yo de Luces de Neón dejaba patente su punto de vista en aquel momento de las costumbres, tradiciones y manías de la geografía española e hispalense. Aun así, dice que no se siente "especialmente español". "Si me siento algo es andaluz. Me siento quizás parte más de mi familia y mis amigos que otra cosa y después Andalucía es lo que vivimos todos los días los que estamos aquí. Pero más allá de eso… me siento de donde está la gente a la que yo quiero. Aparte de eso creo que se puede ser feliz y estar bien en cualquier lado si encuentras la energía adecuada", explica.
 
La primera referencia profesional de Juaninacka data de 1998. Juan comenzó haciendo música con un grupo de amigos que tenían entre manos el proyecto de sacar a la luz una maqueta. La agrupación se denominaba La Alta Escuela y estaba compuesta por Tote King (MC), Juanma (MC), Dj Randy (DJ) y el propio Juaninacka. Acción Sánchez, DJ de SFDK, escuchó el trabajo del grupo y decidió ayudarles a convertir esa maqueta en el que sería su único LP, En pie de vuelo (1999), considerado todo un clásico del hip hop español. Sin embargo, la distancia hizo estragos en La Alta Escuela. El grupo acabó disolviéndose y cada integrante continuó su carrera por separado. 
 
Juaninacka y Dj Randy, ambos residentes en Coria del Río (Sevilla), siguieron juntos bajo los seudónimos de Billy el Niño y Don Dinero para lanzar el maxi Otra historia de Coria… (2000). A partir de entonces, Juani prosiguió su trayectoria en solitario con la promo llamada El japonés (2002) y editó varios trabajos con Fiebre Records: Versión EP (2003), Caleidoscopio (2004), el maxi El Hombre (2005) y Luces de Neón (2006). Entonces decidió juntarse con el sevillano DJ Makei y el roteño All Day Green para grabar la mixtape Good Música (2007). Con Makei también sacaría posteriormente una nueva mixtape, Canciones de ahora y siempre (2010). Como solista continuaría su carrera con la compañía Boa Music para editar 41100 Rock (2009) y Hellboyz (2011).  
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
En 2013, Juaninacka volvería a juntarse con Dj Randy para lanzar otro LP, Billy el Niño y Don Dinero. Además, comenzaría a sacar a la luz un tema nuevo cada mes de ese año y decidió reunirlos todos en un solo trabajo al que llamaría M.I.L.F. (Music I Like to Feel), de nuevo con Fiebre Records. Por si fuera poco, también se agruparía con los zaragozanos Sharif y Rapsusklei para sacar otro álbum más, Curso básico de poesía (2014). No sería su última referencia, ya que grabaría de nuevo con Boa Music en 2015, esta vez su Éxodo. Sin apenas haberse tomado un descanso, a finales de enero de 2017 salía a la luz su último disco, Del amor y otros vicios.
 
"Este es un trabajo en el que he puesto mucho amor y desamor, en el que cuento algunas historias. Hay reflexiones, preguntas que no esperan respuesta y mucho rap. Porque esto es, ante todo y sobre todo un disco de rap. Sin complejos. Estaría orgulloso de soltar cualquier letra de las que hay en este álbum en cualquier corro de colegas". Así se refería Juaninacka a Del amor y otros vicios, el que es ya su quinto LP en solitario de su carrera. El álbum ha sido posible gracias a una exitosa campaña de crowfunding, un sistema que cada vez gana más enteros entre los artistas independientes o que deciden seguir su camino por su cuenta. 
 
Del amor y otros vicios es, seguramente, el trabajo más maduro del MC de Coria del Río. Mucha poesía musical con una gran variedad de temas y estructuras basadas en reflexiones personales componen un disco en el que siguen patentes sus influencias del jazz y el soul. Eso sí, sin perder nunca esa esencia, ese sabor a old school con un punto de psicodelia. Las producciones del LP corren a cargo de Ciclo, El Cirujano, Frainstrumentos, Gonso MPC, Boon Doc, Acción Sánchez, Edac Selectah, 11levels y el propio Juaninacka. Entre las colaboraciones figuran Tote King, Juanma, Aldo, Zatu, Lasai, Jonas SancheBman Zerowan, además de Dj Sobe en los platos.
 
 
 
 
 
       
 
 
 
 
 
Al margen de toda su discografía, habría que mencionar las decenas de colaboraciones externas tanto dentro como fuera de España. Juaninacka no deja de trabajar constantemente y posiblemente sea uno de los MCs más comprometidos con la escena del rap en español, o "al menos más comprometidos con seguir creando música", según dice. Aun así, considera que "hay mucha gente muy prolífica en la escena. Rapsus, por ejemplo, tiene maquetas, discos y colaboraciones para aburrir. Pero creo que es una manera de seguir vigente y de seguir motivado e implicado".
 
 
J.G: En Funk baby dices "juego en primera sin espinilleras y mi meta, hasta que me retire es sudar la camiseta". Nunca paras de trabajar en la música y eso que tus letras suelen ser muchas veces bastante profundas. ¿No te cuesta superar el bloqueo creativo con el paso de los años? 
J.: Sinceramente no. Eso te sale, te nace, es una necesidad. Es la forma en la que tú te expresas entonces para mí no es una cuestión de he llegado al agotamiento, es simplemente cuestión de necesidad. Igual me puedo pegar meses que no escribo o que te escribo un disco entero en una o dos semanas. Surge en el momento. No es cuestión de ponerte barreras ni un límite.
 
Dejarlo fluir…
Ahí está, sentirte a gusto con lo que estás haciendo y dejarlo que salga.
  
La música no es solo música. La música es poesía, es comunicación. Un género como el rap se empapa mucho de esto ya que encuentra una baza muy poderosa en las letras, letras que transmiten infinidad de sensaciones y conceptos. Uno de los puntos más fuertes de Juaninacka es precisamente su lírica y su mensaje. En este aspecto suele decirse que el rapero debe ser real, al menos en la medida de lo posible, y que lo que expresa debe albergar grandes dosis de verdad o realidad. Según una de las definiciones del diccionario de la Real Academia Española, el término 'verdad' significa "conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa". "Mi concepto de verdad es hacer las cosas de manera genuina. No forzar nada sino que las cosas salgan de la manera más natural posible. Mostrarte tal y cómo eres en lo que estás haciendo en tu expresión musical", explica Juan.
 
 
 
 
 


 
 
 
Sin embargo, gran parte de la sociedad actual enlaza automáticamente el término 'verdad' con lo que aparece en los medios de comunicación. Quizás esto esté más relacionado con el concepto de masa que con el propio concepto de verdad o realidad informativa. "Creo que nosotros tendemos al rebaño en cierto modo y dentro del rebaño es fácil diluirse. Entonces si consigues romper un poco con esa tendencia y te defines como individuo puedes alejarte un poco, pero es difícil", comenta un Juani que no tiene muy claro si nos quieren inculcar ser personas corrientes o simplemente, como explicaba, es lo más fácil: "No sé hasta qué punto te viene impuesto o tú quieres formar parte de eso porque te sale de dentro…".
 
 
J.G: Entonces, ¿en qué medida crees en la libertad del ser humano en sociedad?
J.: Creo en la libertad pero con límites siempre. Es tan simple como la frase esa de 'tu libertad termina donde empieza la de los demás'. Creo que se puede aplicar un poco a todos los aspectos de la vida.
 
J:G.: Hoy en día disponemos de un amplio abanico de medios de comunicación que, además, están al alcance de todo el mundo para así poder contrastar la información. Seguramente te suene algo así como "por eso pienso que no tiene sentido que la verdad sea lo más buscado y menos creído". ¿Quizá la mayoría prefiere dejarse la venda en los ojos cuando intuye esa temida verdad?
J.: Pues eso habría que preguntárselo a cada persona, ¿no? La venda tarde o temprano se cae, ya sea a los quince o a los cuarenta años. Pienso que mientras antes se confronte la realidad, mejor, ante superas eso y vives de verdad.
 
Estrechamente relacionado con estas reflexiones y críticas, donde la masa es la piedra angular que sostiene la sociedad, nos encontramos con la religión. En sus canciones Juaninacka también habla fervientemente sobre la capacidad alienadora y unificadora de los dogmas religiosos entre la población. A pesar de ello y de lo que se pueda pensar, no se considera "una persona con unas ideas muy definidas o establecidas acerca de muchas cosas". "Creo que cada cierto tiempo es bueno revisar un poco dónde estamos y replantearnos nuestra vida. Y si no lo haces tú, las circunstancias te obligan a hacerlo. Nadie vive la vida de manera inmóvil, repitiendo siempre los mismos patrones una y otra vez", afirma.  
 
 

 
"¿No sabes que la libertad
es el derecho a tomar tus propias decisiones?
Ahora pregúntate si eres libre de verdad
o si vives una falsa libertad con condiciones
Solo somos gotas de agua en el mar
Pero dejarte llevar es desperdiciar tus dones
Más que tus palabras te definen tus acciones
No vas a cambiar el mundo siendo un clon entre clones"
Zeitgeist, Juaninacka
 

  
 
Resulta un tanto curiosa la predilección de Juani por un género musical como el soul, definido por el Rock and Roll Hall of Fame como "un tipo de música que surgió de la experiencia de la comunidad afrodescendiente en América a través de la transmutación del góspel y del rhythm & blues en una forma de declaración funky y secular". Así, el vínculo entre el MC y el soul es más estrecho de lo que la gente se cree. En más de una ocasión le he escuchado decir que es un gran fan de D’Angelo, contrastado cantante de soul de Richmond (EE.UU.). "De hecho, D’Angelo es mi artista favorito en realidad. Solo tienes tres trabajos oficiales publicados y siempre estoy reescuchándolos. Nunca lo pierdo de vista, siempre lo tengo ahí en el reproductor", me cuenta. ¿Y por qué esta conexión de Juan con el soul y concretamente con D’Angelo? Pues va más allá del simple gozo sonoro: "Me hizo ver cuando lo escuché por primera vez que se podía hacer cualquier tipo de música con una sensibilidad hip hop digamos, porque a mí lo que me sonaba su primer disco, el 'Brown Sugar', era a rap pero no era rap, era un tipo cantando. Bueno tenía pinceladas de jazz, de soul… pero  me marcó mucho por eso, porque me enseñó que puedes hacer una cosa desde tu propio punto de vista". 
 
 
J.G.: Hablando de soul, en Soul food nos dices que tu "ingrediente secreto" es que "cocinas con respeto". ¿Cuál dirías que es tu ingrediente secreto al escribir?
J.: Sinceramente no lo sé. Quizá la continuidad, la cabezonería de querer siempre intentar hacer la letra un poco mejor, no querer dejar nada al azar y quedarme sobre todo contento con lo que he escrito. Creo que es una cuestión de disciplina. Tú puedes tener la inspiración y puedes tener talento para escribir pero tienes que trabajarlo. Creo que eso es clave, sino te quedas un poco en el camino.
 
J.G.: Y en la cocina, ¿qué condimento o alimento secreto sueles usar?
J.: [Risas] Yo soy tradicional: sal, aceite y vinagre. Con eso no me complico. 
 
En definitiva, Juaninacka es, ante todo, un artista consciente de que las certezas universales no son tantas como podemos creer. Las ideas cambian y los sentimientos mutan constantemente. Su objetivo no es otro que desahogarse en su obra, vomitar en el micro cada pensamiento que le ha conducido a ser la persona que es hoy en día. Quizá es por eso que hablamos de unos de los MC's  más comprometidos, reales y fieles a sí mismo del país. Filosóficamente sensei significa algo así como "el que ha recorrido el camino" y Juan continúa realizando el suyo. Como buen maestro, nos va dejando señales, enseñanzas basadas en sus experiencias personales que no persiguen otra meta que hacernos reflexionar. Y es que la verdad no alberga tanto valor como la búsqueda en sí.  
 
 
J.G.: ¿Qué significa el rap para ti? ¿Te lo tomas como un trabajo o simplemente es algo que te sale de dentro?
J.: Sobre todo lo segundo porque es fundamental. Es un trabajo de una manera circunstancial en realidad, no algo que yo haya buscado para que sea mi trabajo. Es simplemente que de repente, en algún momento, empecé a ganar dinero con esto porque había una demanda de lo que yo hacía y me pagaban por hacerlo. Pero aunque no me paguen por hacerlo lo sigo haciendo igual. Es la herramienta que utilizo para expresarme ante todo y es algo que seguiré haciendo cuando ya no haya conciertos o no haya manera de que me remunere. Lo voy a seguir haciendo igual.