¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
   
 

  
 
DESDE HACE YA MUCHOS AÑOS, SÔBER SE HA CONSOLIDADO COMO UNA DE LAS GRANDES BANDAS DE ROCK ESPAÑOL NO SOLO A NIVEL NACIONAL, SINO TAMBIÉN INTERNACIONAL. EL TIEMPO LE HA DADO LA RAZÓN A ESA APUESTA POR UN ESTILO PROPIO Y ALEJADO DE LAS MODAS QUE HAN IDO APARECIENDO EN LA ESCENA MUSICAL A LO LARGO DE LOS ÚLTIMOS AÑOS. DUEÑOS DE UN SELLO MUY PERSONAL QUE VA GENERANDO EMOCIONES CON CADA ACORDE, SÔBER ES MÁS QUE UN GRUPO, ES UNA ESCUELA DE ROCK.
 
 
BACKSTAGE MAGAZINE
 

 
  
 

 
  
 
En los tiempos que corren para la cultura, mantener unida una banda musical durante más de veinte años parece una auténtica utopía, y si encima dicha banda continúa siendo un referente novedoso con cada uno de los discos que lanza, a más de uno puede parecerle ya incluso una fantasía. Desde 1994, Carlos Escobedo, Jorge Escobedo y Antonio Bernardini (a los que se les sumó Manu Reyes en 2010) vienen siendo los dueños de un estilo musical muy personal. "Desde el principio ya nos marcamos un sonido bastante concreto. Fue una apuesta bastante arriesgada que nos ha salido bien durante ya casi veinticinco años. No hay ningún secreto, es seguir unas pautas sin moverte mucho en el camino por las modas o la vanguardia. Es seguir siendo fiel", afirma Antonio Bernardini echando la vista atrás.
 
Según cuenta la anécdota, Carlos había dejado un anuncio en la tienda de instrumentos musicales ArdeMadrid con el objetivo de buscar miembros para unirse a un nuevo grupo de rock. Antonio acogería el mensaje con gran ilusión y sería ahí cuando empezaría la historia de la banda conocida en aquel momento como Sôber Stoned, integrada por el mismo Carlos Escobedo en la voz y el bajo, Antonio Bernardini en la guitarra y Elías Romero en la batería. Meses después, el cuarteto rockero iría tomando forma y se acabaría completando con la incorporación de Jorge Escobedo (hermano de Carlos) a la guitarra. Desde aquel entonces, los nombres principales de la agrupación se han mantenido unidos, salvo en la batería, por la que han ido pasando diferentes componentes.
 
En su primer trabajo, Torcidos (1997), ya se verían los visos de lo que vendría en el futuro. Sin embargo, Sôber Stoned no tuvo demasiada suerte con este primer contrato, pues coincidió con la quiebra de la disquera que había apostado por ellos. Su primer disco de estudio se quedaría prácticamente gaurdado dentro de un cajón. Dos años más tarde y ante la falta de interés de las discográficas por contratarlos, la banda decide crear su propio sello, Sôber Records, con el que finalmente lograrían editar y lanzar Torcidos. El primer tema importante de la formación sería La prisión del placer, que saldría publicado en un recopilatorio de la revista Heavy Rock. Muy pocos imaginaban lo que aún estaba por llegar. Paradójicamente, La prisión del placer sería la llave que les permitiría comenzar a recibir llamadas, cartas y propuestas que desembocarían en su regreso al estudio.
 
 
 
 

    
 

 
En 1998, la discográfica Zero Records decide fichar al grupo. La primera decisión fue acortar el nombre a Sôber, a lo que también se sumó un cambio de cara en la batería con la llegada de Luis Miguel Planelló. Después de publicar su nuevo EP, Condenado, iniciarían su primera gira nacional en 1999, año muy especial para ellos debido al lanzamiento de su segundo álbum de estudio. Morfología incluía canciones como Loco, Predicador, La duda Caída libre, además del tema que les había permitido irrumpir de lleno en la escena, La prisión del placer. "Morfología significó asentarnos como banda", recuerda Jorge durante la entrevista, "veníamos de hacer una serie de maquetas y de incursionar en alguna compañía. Pero para nosotros este disco significó iniciar con la ilusión de asentarnos y empezar con una discográfica, dar forma a todo con un estudio y con un productor de verdad y materializar nuestra ilusión".
 
Tras el lanzamiento de aquel primer gran disco, llegamos al año 2000. Sôber incorpora a Alberto Madrid como su nuevo batería y publica su siguiente EP, Oxígeno (Ô₂), el que sería el anticipo de Synthesis. Este disco continuaría en la línea de Morfología, aunque la madurez que había ido adquiriendo la banda se notaría aún con más fuerza en canciones como Versus (Vs.), Si me marcho o Vacío. De esta forma, poco a poco irían adoptando un sonido cada vez más característico que se movía entre el rock y el metal alternativo y con el que llegarían a vender más de 30.000 copias. Synthesis es seguramente el álbum "más oscuro y visceral, de ahí viene un poco la portada con el torso, que muestra la parte más oscura de la banda". "Es un disco muy querido porque es el que nos consagró mucho como banda", nos cuenta Antonio Bernardini.
 
A partir de este momento, Sôber empieza a revelarse como uno de las principales formaciones del panorama rockero nacional, compartiendo escenario con grupos tan destacados como Deftones, Dover, Hamlet o HIM, entre otros. En el año 2002 empieza una época fundamental para la absoluta consolidación de la banda. Después de una intensa gira, llegaría su cuarto disco de estudio. Paradÿsso había sido mezclado en Los Ángeles, lugar donde, además, habían grabado el videoclip de Diez años, la canción que más impulso le daría al disco y que lo afianzaría como número uno en las listas musicales españolas. También destacarían canciones como Arrepentido, Lejos, Eternidad, Mis cenizas o Paradÿsso. Grabado para Universal Muxxic en los estudios Cube de Madrid por Alberto Seara y bajo la total producción del grupo, Paradÿsso se convirtió en el álbum con más éxito de Sôber, logrando el disco de platino y dando paso a una completísima gira con más de ciento cincuenta conciertos durante dos años.
 
 
 
 

 
 
 
 
La gira de Paradÿsso desembocaría en el lanzamiento de Backstage 02/03, un disco recopilatorio que incluía canciones en directo del concierto que dieron en Salamanca en el año 2003. Tras él, publicarían su quinto álbum de estudio, Reddo (2004). Producido por Sôber y grabado de nuevo en los estudios Cube, esta vez el encargado de mezclarlo en Los Ángeles sería Scott Humphrey (Bon Jovi, Metalllica...). Reddo significa 'reflejo' en latín, pues buscaba ser un auténtico espejo musical, con esa mezcla de ritmos duros y melódicos que caracterizan a la banda. Reddo entró directamente en el número 2 de la Lista AFYVE gracias a temas como Una hora más, El hombre de hielo, La nube, Blanco y negro o Cientos de preguntas, incluido en el videojuego FIFA 2005. Igual que su antecesor, Reddo alcanzó un disco de oro que les sería entregado por Alaska en un concierto privado en la mítica Sala El Sol de Madrid. Este sería el último trabajo del grupo antes de su parón, que un principio iba a ser de un año pero que se prolongaría cuatro más, probablemente debido a la trágica muerte de Alberto Madrid en un accidente de tráfico en 2006.
 
 
BACKSTAGE MAGAZINE: Son ya casi veinticinco años desde la fundación de Sôber. En un mundo como el del rock es difícil mantener una banda unida. ¿Cómo se consigue? ¿Qué tan importante fue el descanso del año 2005?
SÔBER:
 Realmente fue muy importante ese descanso. Esa parada que tuvo Sôber desde 2005 hasta 2010 le ayudó a la banda a cargar las pilas, oxigenarse y coger fuerzas de cara a reinventarse y darle forma a lo que sería esta nueva vuelta en la que llevamos ya ocho años. Creo que fue decisiva para darle ánimo a todo lo que veníamos haciendo.
 
Después de casi seis años de parón y una serie de proyectos paralelos, el 1 de enero de 2010 el grupo hizo oficial a través de su propia página web su vuelta a los escenarios, anunciando una gira por España, México, Venezuela, Costa Rica, Argentina, y Chile. Por otra parte, confirmaban como nuevo batería de la banda a Manu Reyes, quien ya llevaba varios años siguiendo la trayectoria de la banda. Según explica el propio Carlos, aquella pausa les había dado "un poco la tranquilidad de decir "vamos a parar" en un proyecto que ya llevaba un tiempo. Fue un descanso para pensar y reflexionar sobre a dónde queríamos ir, y, pues, a la eternidad". Sôber reapareció con De aquí a la eternidad, un recopilatorio con varios temas inéditos, como Sombras, Sigo subiendo o una canción instrumental compuesta por Antonio, Jorge y Manu en memoria de Alberto Madrid y titulado Ocaso. Un corte que, según explicaban entonces, "muestra cosas que se quedaron en el pasado y que no habíamos tenido oportunidad de presentar al público".
 
 
 
 
 

 
 
B.M.: Vuestras portadas siempre suelen ser muy meticulosas y con muchos detalles.
S.:
Con las portadas no solemos avanzar hasta que no está el disco acabado. Cada disco tiene una forma de expresarse visualmente. De alguna forma, este último disco que estamos presentando (La sinfonía del Paradÿsso) no deja de ser una readaptación de lo que fue ese disco, pero quince años después. Hemos querido ver también cómo han envejecido las canciones y también cómo envejecemos nosotros. La sinfonía del Paradysso es el primer disco en el que sale el grupo al completo en la portada y también expresa la imagen del grupo y lo que hemos querido siempre mostrar, esa parte sobria, con muchos blancos que le brindan amplitud y luz, algo que las propias canciones tienen.
 
B.M.: Las producciones también corren a vuestro cargo. ¿Cómo es el proceso de creación?
S.:
Cada disco tiene su momento y su forma. Aunque sí que es verdad que cada canción surge de una guitarra acústica, una melodía, una voz y luego poco a poco se le van añadiendo instrumentos. Cuando escribimos buscamos sobre todo que la canción transmita aquello de lo que queremos hablar, que te hable a nivel musical para captar la idea que quieres mostrar. No hay un método. Hay canciones que surgen en una mañana y hay otras que te tiras un mes o incluso el mismo día que grabas sigues con ella.

 
El regreso de Sôber fue rápido e invirtieron la mayor parte del tiempo en volver a engrasar la maquinaria, ensayar y comprobar cómo sonaban. Aunque no de manera conjunta, sí que es cierto que los componentes habían seguido muy activos dentro del circuito musical, por lo tanto, De aquí a la eternidad era una retrospectiva de la carrera musical de la banda para darse cuenta de la calidad, la historia y la importancia que habían logrado adquirir. Una toma de contacto con su público más fiel y que sería un aperitivo de Superbia (2011), un álbum de rock contemporáneo y repleto de energía. SuperbiaLa araña, 666, Tic tac, Fantasma o Umbilical son algunos de los cortes que conforman un trabajo que cuenta con líricas
 tan oscuras como épicas y una intensidad instrumental marcada por las guitarras y una base rítmica contundente. Las novedades de este disco también se extienden a la carátula del mismo: "Sacamos una portada en 3D para la que había que usar gafas. Fuimos pioneros en la industria musical. La verdad es que este disco es el primero que sacamos después del paréntesis que tuvimos y queríamos demostrar, sobre todo a nosotros mismos, que estábamos consolidados, fuertes y convencidos de lo que hacíamos y del por qué lo hacíamos".

 
 
   


Sôber en su local de ensayo en el barrio de Carabanchel. / Marina BENÍTEZ - Manuela DUQUE - Gabriel SANTAMARINA

 
   
 
Sôber tenía muy claro que si había vuelto era para quedarse, demostrándolo especialmente durante la gira que habían realizado en el año 2010. Habían dado conciertos por todo el panorama musical tanto español como internacional, compartiendo tarima junto a grupos como Motörhead y Metallica en el festival Rock In Rio de Madrid, Faith No More o Rammstein en el festival Sonisphere de Getafe, o Mago de Oz, abriendo el concierto que estos dieron en el Auditorio Nacional de Ciudad de México. Por otra parte, Sôber también participó en Hechizo, el disco homenaje a Héroes del Silencio, versionando la mítica canción Entre dos tierras. Entre tanta actividad, la banda estaba convencida de que para llevar a cabo la confección de su próximo álbum necesitaría el periodo de tiempo adecuado, que finalmente se extendería hasta los tres años. En el año 2014 se publicaría Letargo, un disco muy expresivo que ya se puede entender prácticamente desde la misma portada: "La cara del oso saliendo de la hibernación define el grupo que había estado un poco dormido. El dibujo es de Antonio Bernardini y buscábamos expresar eso, romper el hielo".
 
Letargo, ya con el sello discográfico Warner Music, resultaría un trabajo muy serio y en el que se apreciaría claramente la solidez de una banda que nunca había dejado de evolucionar y experimentar con fórmulas novedosas y atrevidas. "En este disco cogemos un punto muy creativo y artístico", confiesan. En Letargo exhiben un amplio repertorio de sonidos y emociones a través de sus canciones. Afrodita, con la que abren este álbum, nos regala ritmos duros, explosivos y metálicos, Insecto se inclina más el misterio y la catarsis, Blancanieves toma un rumbo más melódico y Fugaz no da tregua con sus arreglos y sus teclados. Composiciones como Capricho incluyen algunos de esos sonidos sinfónicos a los que Sôber ya nos había ido acostumbrando, mientras que otras como Encadenado consiguen transmitir un mensaje mucho más profundo, consecuencia de la madurez alcanzada por el grupo.
 
El año 2015 fue fundamental para Sôber. Realizaron una serie de conciertos junto a Savia y Skizoo, formaciones en las que los miembros habían estado tocando durante su parón. Aquella gira sería el regalo perfecto para conmemorar su 20 aniversario. El directo siempre ha sido muy importante en la carrera de este grupo. Por ello, quisieron plasmar el concierto celebrado en la Sala La Riviera de Madrid publicándolo en sendos CD y DVD, guardados en una caja con una magnífica presentación y repleta de fotografías de las tres agrupaciones. "En la portada buscamos juntar todas esas bandas en las que estuvimos todos en esos cinco años de descanso", señala Antonio, mostrando la sonrisa típica del que recuerda con alegría los buenos momentos: "Fue muy mágico poder juntar tres bandas en el escenario y hacer un show durante casi tres horas".
 
 
 
 


 
  
 
 
 
Después de la gira del 20 aniversario, Sôber emprendería dos nuevos proyectos. Por una parte, su octavo trabajo de estudio, Vulcano (2016), se crearía en un gran momento de forma para el grupo. Rebosante de simbología y fuerza, incluso la estructura de cada de una de las canciones está estrechamente relacionada con el carácter de la propia banda, algo que podemos apreciar en temas como Vulcano, Enterrado, La escalera, Héroes, Arena o Estrella polarVulcano se trata de un disco que, además, necesitaba ser concebido en unas condiciones de lucidez anímica y psicológica, condiciones que los músicos madrileños habían podido encontrar durante la gira anterior: "Debes estar en buen estado. Cuando un grupo como Sôber se mete en el local de ensayo a componer, deben estar las cosas claras. Si no, no saldría un disco como este".
 
Por otra parte, y al margen del lanzamiento de Vulcano, Sôber siempre había tenido en mente la idea de compartir escenarios con una orquesta sinfónica. Como  hemos visto, su discografía es muy variada, con un estilo que incluso podría catalogarse como valiente: "Desde el primer disco hasta el último hemos intentado jugar y conjugar con todo tipo de sonidos. El camino de Sober siempre ha sido bastante claro y conciso y lo que hemos hecho ha sido conjugar todas las armonías que nos han aflorado en ese momento e intentar darle forma". 
De esta manera, poco a poco fueron concibiendo un proyecto con el que venían soñando desde hacía tiempo. Para ello, decidieron versionar Paradÿsso, uno de sus trabajos más exitosos con más de 50.000 copias vendidas, "un disco que tenía una parte muy épica y grandilocuente. La orquesta lo que ha hecho es darle un punto más de banda sonora". Finalmente, en 2018 saldría a la luz La sinfonía del Paradÿsso, con la discográfica El Dromedario Records. "Ha sido mucho trabajo pero ha valido la pena, el disco es una pasada y estamos muy orgullosos", concluye Carlos.
 
Definitivamente, la historia de Söber no deja indiferente a nadie. Al igual que su música, Vivir uno de sus conciertos en directo significa acercarnos a una galería completa de sensaciones. Desde la primera canción, su sonido es capaz de viajar desde las melodías más duras hasta las más emotivas y viceversa, compuestas sobre una base de rock contundente, unos ritmos armoniosos y unas letras muy diversas y etéreas que cada uno hace suyas. Sôber es un grupo que a lo largo de los años no ha variado en su idea. Siempre ha creído fielmente en su estilo y ha ido evolucionando en función de su propio camino. En Backstage Magazine hemos querido hacer honor a nuestro nombre, y qué mejor forma de cerrar este reportaje igual que como lo empezamos, disfrutando desde la cercanía de la versión acústica de la canción Paradÿsso, incluida en su último trabajo, La sinfonía del Paradÿsso.
 
 

    

Light Gallery format is incorrect, path is missing!
Free Lightbox Gallery