¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
   
 


 
 
 
EL PUENTE DE TRIANA DE SEVILLA TIENE ALGO DE MÁGICO. PUEDE QUE QUIZÁS SEA EL OLOR, LAS VISTAS O SIMPLEMENTE TODO EL CONJUNTO SITUADO EN UNA ZONA TAN HISTÓRICA DE LA CIUDAD. MIGUEL LLEGA TARDE. PENSABA QUE AÚN ESTABA APARCANDO, PERO AL VERLO LLEGAR EN SU BICICLETA ME DOY CUENTA DE QUE NO ES ASÍ. AL VERLE NO PUEDO PENSAR EN OTRA COSA QUE NO SEA EN LA CANASTA DE SU BICI MEDIO OXIDADA. SEGURO QUE ELLA TAMBIÉN GUARDA MUCHAS HISTORIAS.
 
 
Julián Vélez
 

 
 
 
 

 
 
Un café de domingo siempre viene bien para charlar. Tras días pensando en cómo enfocar esta entrevista, me había imaginado que Miguelito (para los amigos) es más de tener una conversación relajada que un simple bombardeo de preguntas y respuestas. De hecho, mientras me tiraba el café encima echando el azucarillo, hablábamos de una mezcla rara de fútbol, música clásica y rock & roll. "El estilo del Barça ha variado. Con Guardiola era más artístico, ahora son más leñeros, son más duros. Es más efectivo. Guardiola es más sinfónico, pero ahora con Luis Enrique es más rock", comentaba sobre su visión de cómo ha ido evolucionando el estilo de juego del FC BarcelonaAsí empezábamos a hablar del techo que cada persona se pone en su vida y de cómo Victor Valdés había explicado en alguna ocasión que para él realmente solo Leo Messi podría ponerse dicho techo. "Los genios tienen esas cosas", reflexionaba Miguel mientras bebía el primer sorbo del café.
 
Miguel Bueno es un personaje bastante particular. Un amante de las artes en todo el sentido de la palabra. Sus hobbies de toda la vida han sido el dibujo y la pintura, pero incluso actuar parece que cada día le va gustando más. En su casa nunca le pusieron trabas para dedicarse al mundo del arte. Siempre le vieron capacidades y lo apoyaron, sobre todo su padre, quien sería el primero que le enseñaría a tocar la guitarra. "En mi casa siempre hemos sido humildes, pero nunca he tenido presión. Ellos siempre vieron mis cualidades artísticas y me animaron. Mi padre me alentaba mucho y me daba confianza. Pero también con mis amigos de toda la vida he sentido la misma motivación porque son de toda la vida", cuenta Miguel.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Solo hacía unos pocos días que Miguelito acababa de presentar su primer disco, Toc, Toc, T.O.C., un título muy irónico teniendo en cuenta que para él este trabajo representa un auténtico proceso de búsqueda, de ir tocando distintas puertas. Un proceso en el que necesita ir creando más y más canciones para ir encontrando un estilo propio. Por su forma de ser, Toc, Toc, T.O.C. es muy útil, porque significa que se siente "en una nada" y que tiene "mucho por hacer". Y es que tiene muy claro que quiere pararse a seguir creando más. 
 
Refrendar un trabajo grabado a través del directo seguramente sea lo más importante para él. Está convencido de que esa es su manera ideal de hacer las cosas. Le gusta tanto el directo especialmente por su naturaleza efímera. El disco es un gran soporte, es necesario para mostrar su obra, pero debe haber interrelación entre lo grabado y lo directo. Es la mejor forma que hay para fidelizar los sonidos que se van creando. Se puede tocar mejor o peor, pero tiene que ser reconocible. Es como mejor nada Miguel Bueno. De Toc, Toc, T.O.C. se queda sobre todo con lo psicodélico y lo electrónico, aunque aún tiene que desarrollarse mucho en esto último.
 
Miguel piensa que la mejor manera de perpetuarse (en el sentido de seguir haciendo lo que le gusta) es encontrar un estilo, un canal, un circuito para un público, aunque siempre siguiendo lo que le va dictando el corazón. "Aun así no me veo con la obligación de tener que convencer a nadie, esto es lo que soy", explicaba mientras bebía otro sorbo del café.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
JULIÁN VÉLEZ: ¿Qué es lo más importante para ti como artista?
MIGUEL BUENO: A Ingmar Bergman, ya con más de ochenta años, le preguntaron "¿para usted qué es lo más importante como artista?" y su respuesta fue que "más allá de ser artista o no, lo que una persona nunca debe perder en la vida es la curiosidad". Creo que eso es lo más importante, lo que hace que te muevas. Puede que guste o no, no es lo que me importa a pesar de mis complejos. Es decir, creo entender que tengo un amplio rango de gustos musicales, pero soy camaleónico porque me sale, no quiero hacer todo igual, necesito descubrirme y hacer cosas diferentes. Ahora empiezo a tenerlo más en cuenta y es un punto más de concreción. No sé si es bueno o no. Soy de estudios artísticos y quiero usar el arte en todo lo que hago aunque sin llegar a intelectualizar la música, porque creo que la música debe ser algo primario, esencial, y debe mantenerse en este estado para poder evadirnos.
 
 
 
 


 
 
 
 
 
Pero si hay algo que verdaderamente llama la atención de Miguel Bueno es que es bastante gruñón, en el buen sentido de la palabra. Le emociona la belleza de la imperfección, ama la creatividad porque la considera como algo que es capaz de unir al ser humano. "Me emociona como lo que estamos haciendo ahora, hablar y que me preguntes cosas de mí. Eso me emociona. Eso lo provoca el arte y el hecho de que me gusta hacer canciones", confesaba.
 
En su estilo es vital hacer música con contenido. Siempre quiere contar algo concreto. Así, este primer disco es el resultado de una primera búsqueda donde ha ido encontrado muchas cosas. Hay guitarras, hay blues, hay violines, pero sobre todo hay algo fundamental: ha descubierto que el arte está repleto principalmente de honestidad.
 
Miguel Bueno no cree que tengas que quedar bien ni ser perfecto, sino que sea lo que sea, que sea verdad, y si puede sonar la madera le parece aún mucho más agradable: "Para los siguientes discos quiero que todo suene más real, que la técnica te ayude a contar tu verdad, y si es imperfecta, encontraré belleza. Nos emocionan las historias, y las historias pueden ser las notas de un violín, un zapateo o simplemente el silencio, pero que sea natural".
 
 
 
 
 
 
 
 
"El arte moderno tiene eso, series, y con el tiempo empiezas a entenderlo. A mi todas las canciones que me gustan es porque las sientes propias. La vida tiene que ser un juego, no tenemos que ser kamikazes, lo que no se puede perder es la alegría. Me pasa esto porque me pasa bastante, es algo que no me gusta de mí. El humor es muy importante, me considero gracioso aunque no lo reflejo mucho en mis canciones. Soy muy cortavenas, me parece que tengo muchas canciones de amor".
 
En su música encuentras mucho rock, folk, psicodelia, melodías muy instrumentales, temas cortos, íntimos, paisajísticos. Además, le gusta mucho el tema de las bandas sonoras e incluso ha estado nominado por una en los Premios del Cine Andaluz, pero si tuviera que explicar algo sobre su disco, él diría que es "un disco perfecto para un viaje en coche, que es un buen acompañante". 
 
Miguel Bueno siempre ha destacado a su padre como su gran figura inspiradora, por eso no hay nada mejor para terminar nuestro reportaje que unas palabras de Miguel sobre su padre y con su canción Me río, dedicada a él.