¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de cookies
Política de cookies
 
Los portales de BACKSRONDO MEDIA, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@backstagemagazine.es
¿Qué son las cookies?
Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.
¿Por qué son importantes?
Las cookies son útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.
¿Cómo utilizamos las cookies?
Navegar por este portal supone que se puedan instalar los siguientes tipos de cookies:
  • Cookies de mejora del rendimiento: este tipo de cookies conserva sus preferencias para ciertas herramientas o servicios para que no tenga que reconfigurarlos cada vez que visita nuestro portal y, en algunos casos, pueden ser aportadas por terceros. Algunos ejemplos son: volumen de los reproductores audiovisuales, preferencias de ordenación de artículos o velocidades de reproducción de vídeo compatibles. En el caso de comercio electrónico, permiten mantener información sobre su cesta de la compra.
  • Cookies de análisis estadístico: son aquellas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la utilización que hacen los usuarios de nuestros servicios. Gracias a ello podemos estudiar la navegación por nuestra página web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que ofrecemos.
  • Cookies de geolocalización: estas cookies son usadas por programas que intentan localizar geográficamente la situación del ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada, para de manera totalmente anónima ofrecerle contenidos y servicios más adecuados.
  • Cookies de registro: cuando usted se registra en nuestro portal, se generan cookies que le identifican como usuario registrado e indican cuándo usted se ha identificado en el portal. Estas cookies son utilizadas para identificar su cuenta de usuario y sus servicios asociados. Estas cookies se mantienen mientras usted no abandone la cuenta, cierre el navegador o apague el dispositivo. Estas cookies pueden ser utilizadas en combinación con datos analíticos para identificar de manera individual sus preferencias en nuestro portal.
  • Cookies publicitarias: son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, permiten gestionar eficazmente los espacios publicitarios de nuestro sitio web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Gracias a ella podemos conocer sus hábitos de navegación en internet y mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.
  • Otras cookies de terceros: en algunas de nuestras páginas se pueden instalar cookies de terceros que permitan gestionar y mejorar los servicios que éstos ofrecen. Un ejemplo de este uso son los enlaces a las redes sociales que permiten compartir nuestros contenidos.
 
¿Cómo puedo configurar mis preferencias?
Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted. A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:
Finalmente, puede usted dirigirse al portal Your Online Choices dónde además de encontrar información útil, podrá configurar, proveedor por proveedor, sus preferencias sobre las cookies publicitarias de terceros. Si desea contactar con nosotros respecto nuestra política de cookies, puede hacerlo en info@backstagemagazine.es
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Capa de encabezado

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado
Capa de encabezado
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible

EN HONOR A
LA VERDAD

BELO

EN HONOR A
LA VERDAD

BELO

Slider
 
 

       
"SOY UN TONTO A SUELDO, VIVO EN MIS CANCIONES, TENGO MUCHO MIEDO, PERO UN PAR DE COJONES". ESTA ES SOLO LA PRIMERA FRASE DE UN DISCO, PERO TAMBIÉN ES LA FRASE MÁS SIMBÓLICA DE DICHO ÁLBUM PORQUE REPRESENTA EN SÍ TODA SU ESENCIA. EN LA VERDADERA HISTORIA DE TODAS MIS MENTIRAS, BELO NOS MUESTRA A UN INDIVIDUO SINCERO, VAPULEADO POR SUS PROPIAS ILUSIONES, CON UN INMENSO MIEDO Y QUE PRETENDE SEGUIR VIVIENDO POR Y PARA LA MÚSICA. DESPUÉS DE MÁS DE UNA DÉCADA SOBRE LOS ESCENARIOS, EL ARTISTA ASTURIANO HA LLEGADO A LA CONCLUSIÓN DE QUE EN EL FONDO LO ÚNICO QUE SIEMPRE HA TENIDO SON SUS GANAS DE HACER LO QUE MÁS LE APASIONA.
 
 
Gabriel SANTAMARINA
 

   
 

 
 
Abel, más conocido como Belo, es un tipo sencillo. Nos encontramos con él en una cafetería del barrio de Prosperidad (Madrid), aunque el lugar exacto de nuestra entrevista acaba siendo pura casualidad. Junto a Óscar (El Dromedario Records), viene de conceder otra entrevista en la radio y estaba a la espera de que apareciésemos. Sin embargo, decidimos cambiarnos sobre la marcha a una cafetería más mainstream de color rojo, con café canadiense y una atmósfera más relajada. En el trayecto hasta llegar allí, tengo la oportunidad de charlar un poco con Abel. Con la guitarra a su espalda y una conversación de lo más cotidiana, recuerda los años en los que trabajaba como repartidor en su Vespino y compara el frío húmedo de su Asturias natal con el frío seco de Madrid. Unos cuantos minutos bastan para darnos cuenta de que la mayoría de los prejuicios que rodean al rock no son más que eso, prejuicios. Nada más sentarnos para realizar la entrevista pide un café. Tiene que ser descafeinado porque tiene miedo a no poder dormir hoy por el exceso de cafeína. Le echa mucho azúcar. Cuando Óscar me entrega el disco y lo dejo encima de la mesa, Belo lo coge y lo observa detenidamente. Reconoce que es la primera vez que lo puede ver bien porque han llegado justamente hoy.
 
 
 
  
  
 
 
Abel González Arbesú nació en Oviedo, concretamente en La Fresneda, una pequeña población cercana a la capital asturiana. Siempre se crió en la calle y le gustaba hablar con la gente que tenía una vida muy diferente a la suya. Más de una vez se ha descrito como un "bala perdida", un calificativo que va más allá y que surge como una definición de la que él considera su generación. Al principio, a Belo le costó bastante salir de Asturias. Fuera de casa suele hacer frío y en Madrid, con las dificultades económicas, aún más. Por ello, en la temporada alta veraniega invertía su tiempo trabajando en Ibiza para después sobrevivir con lo ahorrado en Madrid durante el invierno. Fue entonces cuando también comenzó con sus primeras actuaciones en directo. Asentado sobre las bases del rock, reconoce la gran influencia que han tenido en su música algunos clásicos del rock español como Extremoduro, Fito Cabrales, Marea o Rosendo. Así estuvo un tiempo hasta que, un buen día, le surgió la oportunidad de su vida. En sus años de adolescencia había estudiado en el Instituto Alfonso II, un lugar que había unido en amistad a dos célebres asturianos como Fernando Alonso y Melendi. Pero lo que poca gente sabe es que en el equipo de fútbol del instituto el citado cantautor había compartido vestuario con Abel. Por pura coincidencia, ambos se reencontraron años más tarde en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, donde el nobel músico le enseñó sus canciones a su viejo amigo. Melendi quedó gratamente sorprendido y decidió presentarle al equipo de su discográfica.
 
 
Belo & Los Susodichos 
 
En un primer momento, Abel no era solo Belo para el mundo de la música, sino que era Belo y Los Susodichos. Afirma que llegar hasta aquí le ha costado "unos cuantos añetes y unos cuantos conciertos". En el año 2007 se estrenaron con Pisando lo fregao (EMI Music). Este disco nacía con la intención de salirse de las reglas marcadas socialmente para perseguir lo que uno quiere, algo que se transmite perfectamente en canciones como Con un serrucho, Gamberra, Alas de metal, Bala perdida, Agua, agua o Al gallo que me cante. Pisando lo fregao entró muy fuerte en el mercado musical, tanto que a los tres meses de su lanzamiento fue nominado nada más y nada menos que a los premios Grammy Latinos en la categoría de Mejor Álbum de Rock, compitiendo con artistas ilustres como Ariel Rot, Fito Páez, Iván Ferreiro o Rosendo. Un año después, Belo fue nominado a mejor Artista Revelación por los Premios AMAS (Anuario de la Música de Asturias). Aquel sería el inicio de una carrera de fondo como ha sido siempre la de Belo y Los Susodichos. En el año 2010 llegaría su segundo trabajo y el "más jodido". Aire, viento y dinamita continúa siendo a día de hoy un borrón en su historial: "Fue un disco maldito, por así decirlo, porque por diferencias con la gente que lo grabamos nunca se llegó a editar; es un disco fantasma. Me da mucha pena que porque no hubiera un entendimiento con el sello discográfico y por los problemas burocráticos no haya visto la luz". A pesar de que el esfuerzo no se vio recompensado, temas como Aire, viento y dinamita, Borracho, Popeye sin Olivia, La casa el cura o Tren de media noche nunca han dejado de sonar en sus directos, valiéndole, además, el Premio AMAS a Mejor Letrista.
 
Para Belo los premios solamente son simples anécdotas y "no tienen por qué significar nada", por lo que tampoco le interesa demasiado hablar sobre ellos. "Siempre hace ilusión que te nominen o te den un premio, pero nunca me he fijado en estas cosas. El movimiento se demuestra andando y hay datos que reflejan mucho mejor la carrera o la trayectoria que hemos llevado", explica. La nominación al Grammy Latino y el Premio AMAS no serían los últimos reconocimientos que recibió. En 2009 también fue galardonado como Artista del Año por El Rincón del Arte Nuevo, uno de los locales más emblemáticos en el circuito de cantautores del país. Aun así, como decimos, Belo pasa un poco de los premios y prefiere centrarse en seguir subiendo peldaños. En ese sentido, lo único que le importa realmente es "tener público y ver cómo la gente responde a las nuevas canciones y a los conciertos".
 
 
 
 

 
 
 
 
En el año 2012, Belo y Los Susodichos publicaron Diario de un espantapájaros (El Garaje). El que sería el tercer disco de la banda trata de enfocar las raíces asturianas del cantante con un toque más íntimo y personal. A mis anchas, Amor de contrabando, Golfo y Manuel o Malditos bastardos mezclan historias de barrio, secretos personales y sentimientos de nostalgia en ese anhelo de Belo por sacar sus letras desde muy adentro: "Las canciones siempre han nacido de mí y con una guitarra acústica. A partir de ahí, entraban Los Susodichos y yo delegaba un poquito en ellos las producciones". Diario de un espantapájaros fue producido y masterizado por Daniel G., guitarrista de la banda, en Dynamita Studios en Asturias, y en esta ocasión a las guitarras eléctricas también se suman los pianos, los metales y las armónicas. Dos años más tarde, en 2014, lanzan Pan y Circo (Rock Estatal Records), un álbum muy comprometido con letras más sociales y reivindicativas, pero siempre manteniendo ese intimismo característico. Musicalmente, alberga un sonido aún más rockero y sorprende con estribillos melódicos y pegadizos. Entre sus canciones, podríamos destacar Pan y Circo, Princesa, Al otro lado del infierno, Mariposas de papelBalas en el corazón, JA, Volveré... En palabras del propio Belo, es un disco en el que la unión hace la fuerza, ya que cuenta con colaboraciones destacadas como son las de Kutxi Romero (Marea), Martín Romero (Bocanada), Juan Manuel Cifuentes (Iratxo), Pablo y Pepo (Desakato), Aarón del Valle y Carlos Bueso. Al igual que en el anterior trabajo, la producción corre a cargo de Dani G. en Dynamita Studios. Además, Pan y Circo incluye un DVD con Los Lunes al Rock, documental que repasa la trayectoria del artista.
 

Entre toda la discografía de Belo y Los Susodichos, para Abel el disco más especial es, sin duda, La última y nos vamos (El Dromedario Records), publicado a finales de 2018; "es el más bonito porque encierra los discos anteriores", argumenta, "luego cada uno de ellos tiene su momento que refleja la situación de la banda, pero me sigo quedando con el recopilatorio en directo". Hablamos de un trabajo bastante espontáneo que se compone de un doble CD recopilatorio y un DVD con la actuación en directo grabada en abril del mismo año en la Sala Changó de Madrid, en la que participaron Iratxo, Luka Sinraza, Carlos Bueso, Kutxi Romero, Varo V y Sergio Mateos 'Keki' (Re-Verso). Este emotivo y estupendo concierto supuso la despedida de la banda tras diez años tocando juntos, aunque para ellos "no es un final, es una despedida, no es un adiós, es un hasta luego". Belo y Los Susodichos habían permanecido unidos a lo largo de una década tanto por una necesidad personal de crecer en solitario como por la responsabilidad de mantenerse el mayor tiempo posible sobre los escenarios: "En general, es difícil mover cualquier grupo, pero es más difícil cuando haces tus canciones y te llevas a unos cuantos músicos contigo; todo el peso recae sobre ti". Quizás habría sido más fácil si se hubiera tratado de un grupo en el que todo se reparte a partes iguales, pero, en este caso, "tener el peso de mover una banda y pagar los sueldos es más complicado mantenerlo". A partir de entonces, Belo decidiría continuar su carrera musical en solitario.
 
 
GABRIEL SANTAMARINA: ¿Cuál es el reto de Belo en solitario?
BELO: El reto de Belo en solitario es soltar y dejar sacar de dentro todas las facetas musicales que pueda haber; y todas las inquietudes que hay. Entonces, yo he dado este paso por una necesidad personal. A mí me gusta mucho tocar yo solo con una guitarra y con la voz y esa desnudez y esa austeridad me pone mucho a la hora de componer. Antes teníamos que coger la canción y vestirla y maquillarla con ese look más rockero y ahora lo que me apetece es que las canciones estén mucho más desmaquilladas, sin que haya ese tratamiento tan rockero. Me interesa que estén al natural y que la gente las vea según salen. Disfruto mucho cantando en solitario y los textos y las canciones que tengo actualmente creo que cogen mucha fuerza con ese formato muy desnudo y muy sencillo.
 
 
 
 

 
 
   
 
La verdadera historia de todas mis mentiras (2019)
 
La verdadera historia de mis mentiras es el primer disco en solitario de Belo. Este trabajo llega para aportar algo diferente al rock, con una acústica más cercana y menos estridente. En ningún caso el oyente se tiene que llevar a engaño por la ausencia de fuertes guitarras eléctricas o de salvajes baterías. Esta nueva aventura es una forma de soltar y dejar salir todas sus inquietudes en un formato más desnudo: "Hay una producción muy bonita, muy sencilla, que tiene suficiente nivel de profundidad pero que sobre todo hace alarde de sencillez". Y es que La verdadera historia de todas mis mentiras es fundamentalmente Belo y su guitarra. Si bien es cierto que nunca compuso con la banda, por lo que apenas ha notado el cambio en el proceso creativo, ahora se siente con más libertad para moverse entre formas más melódicas y armónicas. Posiblemente estos sonidos se acerquen más a la mal llamada música comercial en muchos aspectos. Sin embargo, su mensaje se aleja de la tendencia a esa banalidad de buena parte de la música actual, contando aquellas mentiras que la sociedad nos obliga a ocultar. En este disco, cada frase de cada canción encierra una historia. Belo se abre en canal a través de sus letras, sin ningún apuro por expresar todo lo malo y llevando a cabo una autocrítica abrumadora y visceral. 

 
Los adelantos
La verdadera historia de todas mis mentiras y Breve descripción de mí son algunas de las grandes apuestas del nuevo disco de Belo, así como dos de sus canciones más introspectivas. Seguidamente, el artista asturiano continúa confesándose con Cartas desde la prisión para después dedicarle un tema a su hija Leyre, Besos de King Kong, y regalarnos la balada En un instante. En Hundido se emociona hasta prácticamente tocar fondo y en Yo pasa a ser consciente de que casi todos sus problemas y sus preocupaciones dependen de él mismo. También hay lugar para momentos más desahogados como Lo que no está escrito, con varias referencias al rock y a la cultura popular, y otros más volcados en el amor como Polvo y ceniza, cerrando el álbum con una reflexión sobre el paso del tiempo y su pasión por seguir haciendo música en Un poquito más viejo. Grabado en Tutu Estudios, Ángel Miguel y Sergio 'Tutu' son responsables de toda la producción. Junto a ellos, también se suman la batería de Willon de Calle, la percusión de Alejandro Blanco y las cuerdas de Cristina Gestido. En la edición del disco tenemos a El Dromedario Records, sello discográfico que también representa a otros grandes artistas del rock español como Marea, Extremoduro o Sôber.
 
 
G.S.: ¿Qué significa La verdadera historia de todas mis mentiras para Abel?
B.: Significa sacar los trapos sucios y no esconderse. Yo hace tiempo que decidí que no quería escribir de otra cosa que no fuese realmente lo que pienso y lo que siento y cómo vivo las cosas. Es una especie de cura para mí mismo, una necesidad de sacar todo ese peso que tienes encima, todas esas mentiras que vas guardando que esta sociedad te obliga a esconder. Hoy en día, la verdad es incómoda. Creo que a la gente no le apetece escuchar la verdad, pero yo necesito contarla. Y me resulta más fácil hacer una canción contando todas mis mierdas que contársela directamente a la peña; prefiero expresarlas en un concierto que contárselas a un amigo tomando un café, eso para mí es más difícil. Y es pura necesidad.
 
 
 
 

 
 
 
 
"Yo vivo de gira casi desde que empecé a dedicarme a la música", afirma Belo ante la pregunta sobre si habrá una gira de La verdadera historia de todas mis mentiras. Siempre ha tenido por costumbre actuar cada fin de semana. Además, a pesar de las nuevas tendencias de consumo, sigue siendo un romántico. La mayoría de sus conciertos suelen tener lugar en salas pequeñas y en locales que le dan un valor especial a la música de autor, como aquellos que integran los pequeños circuitos de cantautores. Es en este tipo de ambientes donde él se siente más cómodo. Eso sí, con la salida del disco habrá una gira de presentación marcada con puntos: "Intentaremos hacer cositas especiales en unas cuantas ciudades". Por otra parte, no se considera "un tío muy festivalero". "Ahora estoy en un circuito mas pequeñito de cantautores y de música de autor, y ahí estoy bien", pero es consciente de que actualmente el mundo de los festivales es una competencia casi obligada para los músicos, sobre todo cuando llegan los meses de verano. "Cada disco tiene sus cosas y nunca sabes lo que puede pasar y yo estoy abierto a todo. Cuanta más gente te pueda ver y escuchar, mejor", reconoce.
 
 

G.S.: ¿Crees que el mercado actual gira más en torno a los conciertos y los festivales que a la venta de discos?
B.: Los festivales están teniendo una representación musical grandísima en España. Claro, el disco ha pasado a un segundo plano y la música se consume a través de Internet o en los conciertos. Creo que estamos en un buen momento en el que la gente va mucho a los conciertos, pero los autores o los músicos que hacemos música propia vivimos tiempos de mucha versión y mucho tributo. Quizás tengamos que reeducarnos, tanto los músicos como el público, para que haya un buen consumo de la música y que así se reparta un poquito más el tema de los conciertos; no que se masifiquen mucho los conciertos grandes y los festivales y luego los pequeñitos queden olvidaos. A la gente le cuesta mucho ir a conciertos a descubrir artistas, que es una cosa que antes no pasaba. La gente en los ochenta y en los noventa iba a conciertos a disfrutar de grupos que no conocía de nada y a descubrirlos. Ahí está un poco el fallo. Yo creo que si nos lo curramos un poquito más e intentamos reeducamos podemos cambiar el concepto de los conciertos y los directos que es donde está el gran centro de todo.
 
 
"El rock es actitud"
 
Belo es rock. Belo siempre ha sido rockero por su propia educación, por su pasión y por su trayectoria. Así pues, podemos considerarle una voz autorizada para hablar sobre la situación actual del género musical en el que se ha movido durante toda su carrera. En su opinión, en el pop, el rock y el pop-rock "se ha perdido ese rollo punkie" que antes lo caracterizaba, algo que sí ve reflejado en otros géneros urbanos como el rap, puesto que "ahora mismo a nivel de textos están marcando la diferencia porque tienen esa rebeldía, esa crudeza y esa realidad". Admite que recientemente ha ido descubriendo a grandes artistas relacionados con el hip hop que le inspiran mucho a la hora de escribir. "No todo el rap, pero hay una parte que me interesa muchísimo que habla de la realidad, sin más, sin disfrazar nada", señala. En una industria en la que cada día importa más el cómo suene y menos la letra y el mensaje, confiesa que la banalización de la música es un tema que le preocupa. Por tanto, prefiere alejarse lo máximo posible de esta tendencia: "A mí no me interesa hacer música para que la gente vaya a bailar y que se ponga mi disco mientras está revisando Instagram. A mí me apetece contar lo que pienso y suele ser bastante realista y en ocasiones excesivamente duro".
 
 
 
 


"Hoy en día, la verdad es incómoda. Creo que a la gente no le apetece escuchar la verdad, pero yo necesito contarla". / Gabriel SANTAMARINA
 
 
  
 
Al hilo de reflexionar sobre el rock, hablamos del compañerismo que hay dentro de este género, quizá más que en otros. "¿Hay compadreo en el rock? Sí, claro", asegura Belo, "aunque creo que en la música siempre debería haber compadreo". Según dice, durante los últimos años no ha habido un relevo generacional como tal, sino que se han ido juntando una gran variedad de grupos que llevan tocando muchos años y aún no han podido darse a conocer al gran público: "Hay mogollón de artistas que ya tenemos una cierta edad y que llevamos peleando mucho y tenemos la calidad suficiente para estar un paso más arriba". Por la sociedad actual y por cómo ha cambiado el consumo de la música, cree que los artistas siempre deberían prestarse ese apoyo mutuo por el bien común, especialmente los que están más visibles; "tenemos que tener un poco más de compadreo, que lo hay, pero hay que ir en esa dirección, y que los grupos que están arriba tiren de los que están abajo porque es algo necesario para la música". Si tiene que destacar a alguien comprometido con esta labor, Belo no lo duda y apunta a Kutxi Romero. "Kutxi es un muy buen compañero. Es uno de los grandes músicos del mundo del rock que más apoya a gente joven. No todo el mundo hace eso", subraya.
 
Para Belo esto tan solo es el principio de una carrera musical, "aún queda mucho por andar". Los años de la banda pasaron y apenas está comenzando esta nueva aventura. Está abierto a todo y se muestra expectante ante el impacto que pueda tener su nuevo disco. No se plantea seguir ninguna dirección concreta y se niega a hablar sobre el futuro: "Ya tuve muchas veces planes futuros y se fue todo a la mierda". Ahora prefiere vivir el día a día, haciendo las cosas bien, "despacito y con buena letra". Tampoco quiere hacerse muchas ilusiones, porque recuerda que cuanta más alta ponemos nuestra meta es más difícil alcanzarla. Mientras tanto, su plan de vida no es otro que seguir haciendo música y disfrutando con ella lo máximo posible, así que se mantiene centrado en su curro, sus canciones y en dar lo mejor de él mismo. A partir de ahí, ya llegará todo lo demás. Lo que está claro es que Belo nunca se cansa de buscar en su interior y extraer todo lo que encuentra dentro, tanto lo bueno como lo malo. De esta forma, continuará peleando por sacar a la luz su lado más íntimo para seguir aportando a la música letras y mensajes cargados de verdades.
 
 
G.S.: ¿Qué es el rock para ti? ¿Qué significa el rock para un rockero?
B.: Para mí el rock es calle, es bares, es noche, es ojos rojos y es risas; es la cultura que yo he vivido desde que era chavalete. El otro día me decía un chaval por las redes sociales que este disco es más calmadito y que musicalmente es más relajado que todo lo anterior, que es verdad. En cambio, la actitud cuando yo canto es muy rockera siempre, la forma de expresarme, las letras... Yo creo que más que nada el rock es actitud. Mira, a Fito en un libro le preguntaban qué era el rock para él y decía que para él, el rock es Robe Iniesta con una guitarra española. Y creo que tiene toda la razón. Eso es rock. Robe Iniesta es rock. Por eso te digo, para mí no tiene que haber distorsiones, ni más o menos guitarras eléctricas. Creo que es una actitud y una forma de expresarse, y aunque me gusta todo tipo de música, el rock es algo que he mamado desde jovencito y mi forma de cantar seguramente es muy rockera.
 
  
 

Light Gallery format is incorrect, path is missing! 
 
Free Lightbox Gallery

 

 
 
 
Contacto
 
Plaza de Pilatos 5, 2º Izquierda (Sevilla, España)
Tel: (+ 34) 635 06 70 09
 
 
SOBRE BKS  /  DESIGNED BY BKS MEDIA S.L